La lona es una tela fuerte, resistente e impermeable. La función básica de las lonas es la de proteger todo aquello que no puede estar a la intemperie. Existen distintas clases de lonas que se distinguen según el material del que están hechas o según su utilidad o finalidad.

¿Cómo elegir una lona?
Elegir un toldo no debe ser una tarea complicada. El hándicap principal es medir el espacio que se pretende cubrir y posteriormente elegir una lona o toldo de la medida oportuna. Existen tantas medidas ya confeccionadas que les puede incluso ser complicado elegir la apropiada.

Factores determinantes a la hora de comprar una lona:

  • La medida o tamaño. Tener en cuenta que las medidas confeccionadas siempre se calculan contando toda la tela, antes de hacer el doblado lateral en todo el contorno. Por ello una lona 2 metros por 3 metros puede perder unos centímetros por cada lado.
  • Los gramajes por metro cuadrado (groso o resistencia de la lona). Existen toldos desde 70 gr/m2 a 650 gr/m2 (lona considerada tipo camión).
  • Los ojales, arandelas, ojetes, remaches o similares. Uno debe asegurarse que los ojales vayan incorporados y a qué distancia uno de otro. ¿Un ojal cada metro o un ojete cada medio metro?
  • Perímetro reforzado. Normalmente, durante el proceso de fabricación se emplea un cordel que se ubica dentro del doblado lateral. ¿Su función? Dar más resistencia al perímetro del toldo.
  • El color de la tela. Se confeccionan lonas de color blanco, azul, verde, gris, plateado, transparente o traslúcido. Pueden ser de una cara A de un color y la cara B del toldo de otro, según el modelo.
  • Impermeable. Se debe asegurar que el toldo es impermeable por ambas caras.

Contáctenos para asesoramiento o solicite un presupuesto sin cargo!


Nuestros Trabajos - Lonas a medida